El contratista del Contrato de Diseño y Construcción del Tercer Juego de Esclusas, Grupo Unidos por el Canal, S.A. (GUPCSA) y sus accionistas (excepto CUSA), interpusieron contra el Canal de Panamá cinco arbitrajes bajo el Reglamento de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en Miami, Estados Unidos.

Cuatro de estos cinco arbitrajes concluyeron con laudos arbitrales mayormente a favor del Canal de Panamá:

1. El de la Ataguía temporal del Pacífico, mediante el cual se le negó a GUPCSA el monto de B/.194 millones y 247 días de extensión que solicitaban.

2. El de los Anticipos, mediante el cual el Tribunal confirmó que GUPCSA tenía que repagar de inmediato los Adelantos vencidos que el Canal de Panamá le había otorgado a GUPCSA para la ejecución del tercer juego de esclusas por B/. 847 millones, más B/.13 millones en concepto de intereses.

3. El de Concreto, Agregados, Laboratorios y Fallas en el cual el Tribunal ordenó a GUPCSA el pago al Canal de Panamá de B/.271.8 millones.

4. El de Compuertas, Mano de Obra y Otros por B/.671 millones, en el que le rechazaron todos los reclamos relacionados con la construcción de las compuertas, el retorno de inversión de sus accionistas, y dos de los cuatro reclamos relacionados con el aumento del costo de la mano de obra; y, el Tribunal hizo una “declaración limitada” con respecto a uno de los reclamos, indicando que GUPCSA podría tener derecho a un monto aproximado de hasta B/.34 millones de dólares sujeto a que el Tribunal Arbitral del Arbitraje de Perturbaciones, que está en curso, determinara que sus reclamaciones sobre la extensión de tiempo en dicho arbitraje fueran admitidas.

El último de estos arbitrajes presentado por GUPCSA y sus accionistas (excepto CUSA) en contra del Canal de Panamá sobre perturbaciones, donde los demandantes reclaman el pago de B/.3,500 millones, aproximadamente, se encuentra actualmente en curso y el Canal de Panamá continúa ejerciendo todas las acciones que en derecho le asisten para defender sus intereses.

Como consecuencia de estos resultados, dos de los accionistas de GUPCSA decidieron abrir dos nuevos procesos, esta vez contra la República de Panamá.

Se trata de dos arbitrajes de inversión, esencialmente sobre las mismas reclamaciones presentadas contra el Canal de Panama: uno interpuesto por Sacyr en virtud del tratado bilateral de inversión entre el Reino de España y la República de Panamá; y el otro interpuesto por WeBuild (antes Impregilo) en virtud del tratado bilateral de inversión entre la República de Panamá y la República Italiana.

El Canal de Panamá no es parte de estos arbitrajes de inversión ya que son en contra de la República de Panamá. En consecuencia, estos arbitrajes están siendo manejados, gestionados, dirigidos y controlados por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) quien ejerce la representación legal de la República de Panamá en todos los arbitrajes que se interponen en su contra.

Sin perjuicio de lo anterior, dado que estos arbitrajes de inversión se refieren a hechos detallados, asuntos técnicos y alegaciones relacionadas con la ejecución del Contrato de Diseño y Construcción del Tercer Juego de Esclusas del Programa de Ampliación del Canal, el Canal de Panamá, en función de lo solicitado por el MEF, se encuentra atento a brindarle plena asistencia, para que el MEF pueda contar con la información, los hechos y el apoyo legal necesarios para la mejor defensa del país.